• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PORTADA

A LA VANGUARDIA DE LOS DESAFÍOS.

Así se definen los integrantes de Berton Moreno + Ojam a dos años del lanzamiento del estudio.
Innovación y calidad de atención son los puntales en los que el estudio apoya esta etapa de crecimiento.

Image
Establecidos hace dos años, desde el estudio trabajan sobre objetivos muy claros, tanto hacia el cliente como internamente.
Desde la innocación y el servicio de calidad, sumando la comunicación, el clima laboral y el trabajo social, trazan los ejes para diferenciarse en un mercado que reconocen como muy competitivo.
La experiencia de Berton Moreno + Ojam.

¿Cuáles fueron los objetivos al momento de armar el estudio?
Juan Carlos Ojam (JCO): El estudio es la unión de dos equipos de trabajo, con amplia experiencia en el mercado, que se fusionaron para dar lo mejor de sí en miras a un proyecto diferente y disruptivo. Nos une el objetivo de dar un servicio legal premium, focalizado en el cliente y su industria, brindado por profesionales con experiencia y jóvenes que aportan una mirada nueva y creativa. Vimos en el mercado una necesidad y quisimos cubrirla: somos una boutique legal especializada en casos de propiedad intelectual y tecnología altamente complejos y sofisticados.
Con solo dos años en el mercado, hemos consolidado un valioso equipo de propiedad intelectual, experimentado e innovador, con una sólida práctica internacional.
Por otro lado, nos paramos como referentes en temas legales para ciertas industrias específicas como start ups, cannabis, tecnología, deportes, entretenimiento, moda y vino.
Nuestra misión es dar un servicio de alto valor agregado en un mercado con mucha oferta.
De hecho, por citar un ejemplo, cualquiera puede ir a la oficina de marcas y registrar una marca, con un cierto grado de facilidad o hacer una búsqueda de marcas on line.
Nosotros creemos que nuestro servicio se diferencia porque pensamos una estrategia de protección de los activos intangibles del negocio del cliente, nos sentamos a analizar pros y contras de las diferentes alternativas, los asistimos en sentido amplio, para que la elección de la marca contemple múltiples variables desde el punto de vista del marketing, esté disponible no solo para lo que el cliente desea en el corto plazo, sino que los ayudamos a pensar en el crecimiento natural o esperable de su negocio, no solo en la Argentina sino en los potenciales mercados internacionales.
Todo esto requiere una inversión de tiempo de interacción con el cliente, lo que creemos que nos hace distintos. Por otro lado, al ser un estudio internacional, estamos constantemente actualizados con las tendencias más modernas en protección de activos, lo cual redunda en una gran ventaja para nuestros clientes.
Si tiene inconvenientes durante el registro, tenemos un equipo de profesionales de gran experiencia que nos ayuda a proponer soluciones o alternativas y, finalmente, si somos exitosos, los ayudamos a defender sus derechos exclusivos. En este segmento ponemos especial énfasis en encontrar soluciones que eviten litigar. Nos jactamos de los pocos litigios judiciales que tenemos y nos enorgullece ser conscientes de que litigamos aquellos casos donde agotamos las alternativas negociables y no pudimos encontrar un acuerdo.
Nuestra cartera de clientes ha crecido notablemente, así como nuestro equipo: hemos sido reconocidos por las publicaciones internacionales más prestigiosas, y logramos encabezar rankings de Chambers & Partners, Latin Lawyer, IP Stars, Leaders League, entre otros, con solo dos años de historia.
Sentimos que el mercado nos confirma que estamos en el camino correcto, aún en un año incierto y de crisis, logramos seguir creciendo y renovamos nuestras energías para un 2020 lleno de expectativas y objetivos por cumplir.

Image

JÓVENES


“En BM+O encontré un espacio para aprender no solo sobre propiedad intelectual y el mundo jurídico, sino para seguir creciendo en la profesión que elegí y contar con las herramientas necesarias para alcanzar mis metas.
Destaco el buen clima laboral y el espacio que nos dan a los jóvenes. Siempre trabajamos en equipo y nos dan la libertad de sugerir cursos de acción y proponer estrategias, haciéndonos sentir que nuestras opiniones valen y son tenidas en cuenta. Además, al sumarnos responsabilidades en este proceso de aprendizaje, nos impulsan a estudiar más, perfeccionarnos y a buscar siempre nuestra mejor versión”, cuenta Julieta Pérez Espinosa, asociada de BN+O.
“También, la buena predisposición de todos, abogados juniors y seniors, tanto para explicarnos y enseñarnos a encarar nuevos desafíos como para acompañarnos en el aprendizaje del trato con clientes para así poder brindarles un mejor servicio”, concluye Pérez Espinosa.

EMPRENDEDORES

“Nuestro equipo especializado en asesorar emprendedores y start ups tiene un doble propósito y es lo que lo define desde su origen. Estar al lado de quienes están generando la innovación que guiará nuestro futuro y poder ayudar a quienes están generando valor agregado y con ello, trabajo. Nos encanta sentirnos parte de semejante propósito. Desde ese lugar es que asesoramos de una manera multidisciplinaria, integral y global a todo aquel que esté comenzando un proyecto: lo acompañamos, hablando su mismo lenguaje y entendiendo sus necesidades, que en la mayoría de los casos no son las mismas que las de nuestros grandes clientes. Nos gusta sentirnos parte de dichos proyectos desde el principio, nos inspira y nos permite aprender mucho”, señala Juan Carlos Ojam.

¿Qué lugar ocupan las habilidades blandas en la selección de personal, el armado de equipos y la forma de trabajar?
Mariel Chichisola (MC): Damos un lugar preponderante a las soft skills de nuestros equipos. Es un elemento decisivo a la hora de seleccionar candidatos, y es prácticamente instantáneo su impacto: el trabajo diario de los equipos internos fluye en un excelente clima laboral, se observa una mejor relación con nuestros clientes, un mejor servicio y mejores resultados.
Si a un equipo de profesionales calificados, con sólida experiencia, le sumamos un alto nivel de inteligencia emocional, el equipo tiene el éxito asegurado. La inteligencia emocional hoy es una herramienta fundamental en todo trabajo. Somos seres sociales, debemos comunicarnos, trabajar en equipo y, como abogados, debemos entender al cliente, su negocio, lo que busca de nosotros, hacerle sentir que somos socios en su cometido.
En la vorágine en la que vivimos, con nuevos paradigmas a los cuales adaptarnos a diario, a veces necesitamos “desaprender”, poder soltar aquellas formas con las que venimos trabajando hace años y dejarnos sorprender por nuevas miradas, por nuevos métodos. Para poder “desaprender” también necesitamos de habilidades blandas, necesitamos ser capaces de aceptar los cambios, adaptarnos a ellos y sumar en el proceso.

LA USINA

“El objetivo de la Usina es que los chicos que están a mitad de la carrera de Abogacía se capaciten y crezcan dentro del estudio.
La idea es que se vayan formando con nosotros, que conozcan la cultura interna y los clientes, que vayan aprendiendo temas concretos en la realidad del trabajo. Poder dar estos conocimientos que en general no se ven tan en profundidad en
la facultad”, explica Paula Caraffa Morando.
“Lo más importante es destacar que nosotros apostamos a los jóvenes, queremos que no tomen su paso por la Usina como una oportunidad de insertarse en el mundo laboral, sino que vean que si se van formando y creciendo, tienen la posibilidad de quedarse en el estudio y hacer carrera”, añade Camila Sirianni.

¿Qué rol ocupa la comunicación y el marketing en el estudio?
MC: Son temas que tomamos muy en serio. Son fundamentales tanto puertas para adentro como para afuera. En la era de la tecnología, las comunicaciones y la globalización, nos parece vital ser transparentes hacia el mercado. Incluso vemos en ello una gran oportunidad de mostrar con honestidad y compromiso lo que hacemos, pero especialmente cómo lo hacemos, ya que ello refleja quiénes somos. En cada acción que realizamos intentamos demostrar lo que nos define como estudio y los valores que marcamos como eje desde el primer día.
Nos enorgullece nuestro equipo. Desde el área marketing nuestra función es dar visibilidad, nos encanta sacar a cada uno de su zona de confort y mostrar su aporte. Nos parece una excelente excusa para generar lazos invisibles con nuestros contactos y clientes. Hoy las redes nos dan la gran oportunidad de fortalecer vínculos a través de acciones de marketing que nos facilitan el mostrar el gran equipo que tenemos.

THENAMINGZONE: CONSTRUYENDO PUENTES

Consultada por la metodología de trabajo del sector, Fabiana Pettersen, asociada del estudio, comenta: “Cuando respondemos una demanda, formamos alianzas creativas con nuestros clientes, expandimos el universo IP y nos movemos para acompañarlos desde la concepción misma de su marca. Pensamos junto con nuestros clientes el posicionamiento, la propuesta y los valores de una marca para encontrar ese nombre que mejor se adapte a las necesidades de su negocio.
Queríamos ser más que un estudio de IP, y con TheNamingZone pusimos esa intención en acción. Grande o chico, emprendedor o multinacional, local o internacional, tenemos la experiencia y sabemos cómo adaptarnos a las exigencias de nuestros clientes”.

¿Cómo creen que será la práctica profesional en los próximos años?
JCO: Nuestra práctica profesional ya viene cambiando hace años. Lo vemos como algo positivo, nos desafía y nos potencia, es una oportunidad de ser mejores. Claramente hoy ya no podemos separar al abogado técnico del abogado con perfil comercial; no podemos hablar del estudio jurídico tradicional, sino que tenemos que vernos como una empresa prestadora de servicios profesionales y actuar en consecuencia. Los clientes y la industria nos demandan ese cambio. Quien no logre generarlo quizás pierda grandes oportunidades.
Los abogados del futuro serán facilitadores de negocios. Empresarios que saben de leyes y que ayudan a sus clientes a obtener un resultado, cuantificando y priorizando los potenciales riesgos legales que pudieran existir. Un abogado del futuro tiene que poder distinguir perfectamente la diferencia entre el riesgo legal y el real. Este último es qué tan probable es que el riesgo legal hipotético se convierta en un problema y qué herramientas tenemos para lidiar con este.
Desde la capacitación, veo un resurgimiento del abogado generalista (similar al médico de cabecera) y, al mismo tiempo, una necesidad de mejorar las habilidades blandas, especialmente la comunicación y los recursos humanos. El abogado del futuro será quien pueda articular el armado de un equipo que combine gente con los diferentes perfiles complementarios y necesarios para atender a una demanda más compleja de los clientes.

¿Cómo se trabaja la capacitación de los integrantes del estudio?
ABM Jr.: Siempre decimos que la gran escuela nos la han dado los clientes. Al confiarnos sus casos más complejos, nos han ido desafiando a levantar la vara y a conocer, no solo la legislación, jurisprudencia y doctrina vigentes, sino ir más allá y aprender a tener un espíritu curioso, crítico y a la vanguardia de lo que se viene. Es por ello que constantemente formamos a nuestros equipos en varias disciplinas para poder dar más de lo esperable, ofreciendo un servicio de excelencia y sorprendiendo a los clientes tanto con soluciones creativas como no tradicionales. Para ello estamos convencidos de que tenemos que trabajar en equipo, ser creativos, tener un pensamiento crítico y una mirada multidisciplinaria. Desde el inicio nos hemos capacitado en oratoria, negociación, comunicación y marketing, venta y liderazgo responsable, ejes que cruzan transversalmente nuestra profesión. Ponemos foco en la relación de los miembros de cada equipo, así como en la eficiencia de nuestros procesos internos, y así mejorar día a día para brindar un servicio de excelencia

Sponsors Plata

Compartir esta artículo en redes sociales
Image
Contacto y redes sociales
© 2020 AUNO Abogados. Todos los derechos reservados.